7/03/2015

No sentir nada es..


Es sentirse rota por dentro, pero al mismo tiempo sentirse fuerte como hierro, sentir que tu alma por dentro esta cargada de pensamientos,  frustraciones y mucho dolor pero sin embargo no puedes llorar y solo estas ahí en ese estado de "Que pasa conmigo?" Estas ahí como si no pasa nada, como si fueras una pared que puede recibir patadas sin poder quejarse. Y cuando te sientes más fuerte que nunca recibes un golpe accidental sea por parte de tu hermano pequeño,  o de un desconocido que ha tropezado contigo, el golpe es tan fuerte que te hace volver a la realidad y empiezas a sentir todo de un solo tirón,  todo empieza a salir de adentro... son como tsunamis saliendo de tus ojos, son mares de agua salada incontrolable. Todos culpan a la persona con quien tropezaste o a tu hermano pequeño pero no. Tu sabes que no es el golpe, es algo más. Ese golpe no sólo causó un poco de dolor, ese golpe te bajo a la realidad, ese golpe me hizo sentir humana otra ves.
Hoy me sentía cargada, cansada y agotada. Mi hermano tropezó conmigo y me golpeó la teta izquierda, he empezado a llorar como una bebé y no, no fue el dolor. De pronto sentí como todo salía de me empecé a sentirme aliviada. Me siento un zoombie, resucito y vuelvo a morir cada que quiero.


Ese golpe me hizo sentir humana otra ves


No hay comentarios:

Publicar un comentario