3/02/2015

Por favor, no te enamores de mí.

No te enamores de mí, no cometas esa equivocación, yo no tengo nada para ofrecerte más que mi fría actitud y mí insensible razonamiento que vuelve de mis decisiones las más mortales armas con las que los sentimientos ajenos parecen de papel.
No sé el absurdo motivo que te orilló a acercarte a ésta piel vacía e inerte, a éste caparazón duro y áspero que ilusamente llamo cuerpo, no lo sé… y no lo quiero saber. Debes irte, debes alejarte ahora como ya lo han hecho muchos antes, debes, para ser más concisa, olvidarte de mí.
No te enamores de mí, no te enamores de quien no conoces, no te enamores de alguien que jamás logrará cumplir tus expectativas, yo no soy quien te hará feliz, quien te arrancará sonrisas, quien te dirá palabras dulces y tendrá tratos cariñosos contigo, no soy esa clase de persona.

Lo cierto es que no siempre he sido así, me duele el que lleguen remembranzas de ilusiones pasadas y pasajeras que me hicieron elevar muy alto en el cielo con alas que tenían fecha de caducidad y, al tiempo vencidas, desplomarme sin tregua en un mar de engaños, burlas y frustración tan sólo para descubrir que tampoco sabía nadar.
Mi corazón se endureció, le crecieron escamas que formaron una capa protectora, unaarmadura anti-sentimientos, anti-expresiva, anti-amor…

No necesito de eso, no me hacen falta, así he logrado sobrevivir en éste mundo cruel y despiadado, en el que se valora más un bonito rostro que un cariño sincero.

Por eso te repito que no te enamores de mí, porque no voy a estar contigo cuando me llegues a necesitar, mis ausencias serán constantes y mi presencias fugaces, no te enamores de mí porque si tienes miedo no te abrazaré ni te haré sentir que todo está bien, no obtendrás de mi palabras que te tranquilicen y en su lugar conseguirás sólo risas por tu ingenuidad.
No te enamores, ¡lárgate!, ¿qué no entiendes que éstas manos que buscas sostener con las tuyas sólo guardan pena y destrucción?, En los ojos donde buscas verte reflejado no hay ningún brillo, tan sólo desilusión, mientras que ésta boca que quieres besar guarda el sabor de la amargura…

Por favor, no te enamores de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario